Seleccionar idioma

es
  • cs

  • de

  • el

  • en

  • es

  • et

  • fr

  • it

  • kk

  • lt

  • nl

  • pl

  • pt

  • ro

  • ru

  • uk

Español
  • Čeština

  • Deutsch

  • ελληνική

  • English

  • Español

  • Eesti keel

  • Français

  • Italiano

  • Казақша

  • Lietuvių

  • Nederlands

  • Polski

  • Português

  • Română

  • Русский

  • Українська

¿Cómo le conviene recargar la cuenta?

* No cobramos ninguna comisión por recargar su cuenta

Max Manturov

Max Manturov

Head of investment research regulated by CySec

Valores prometedores en el sector aeroespacial

El sector aeroespacial ha crecido rápidamente en los últimos años. Sin embargo, las actividades en el sector, como en la biotecnología, conllevan un elevado riesgo. El sector está en sus inicios y el mercado aún no está maduro. Esta es la razón por la que las compañías relacionadas con la industria aeroespacial tienen un enorme potencial de crecimiento.

Hace unos años, el sector espacial estaba estancado. Los ingresos de varios de los principales actores (Honeywell International, The Boeing Company, Raytheon Technologies Corporation, Lockheed Martin Corporation, Airbus SE, Safran SA, Northrop Grumman Corporation) provinieron en gran medida de contratos gubernamentales de defensa. Las enormes barreras de entrada limitaban significativamente la competencia en el sector y, en consecuencia, obstaculizaban su desarrollo. ¿Cuáles fueron las principales barreras de entrada?

1. Proceso de desarrollo prolongado (de 10 a 20 años de media) y complicado. A finales de la década de los 90, surgieron muchos nuevos actores, pero solo ahora estas compañías han podido ensamblar prototipos y comenzar a probarlos para ponerlos en condiciones de funcionamiento y llevarlos al mercado.

2. Falta de demanda en el sector privado. Hace unos años, solo los gobiernos de varios países estaban interesados en productos de la industria espacial principalmente debido a necesidades militares, por lo que una parte importante de los ingresos provenía solo de pedidos de defensa.

3. La necesidad de grandes inversiones iniciales y un largo período de amortización. Por estas razones, muchos inversores privados no estaban interesados en las compañías espaciales. Sin embargo, las partes interesadas también encontraron dificultades al invertir, ya que las empresas correspondientes eran en su mayoría privadas y cerradas, en lugar de públicas. En la actualidad, este problema se ha resuelto en gran medida gracias a la mayor difusión de los fondos de capital de riesgo y los acuerdos SPAC, lo que ha permitido que estas compañías coticen en bolsa con mayor facilidad.

A pesar de las dificultades, las empresas espaciales privadas comenzaron a surgir gradualmente a principios de la década de los 2000. Uno de los impulsores fue la aparición de la demanda de servicios espaciales por parte del sector privado. Las compañías de telecomunicaciones e Internet comenzaron a mostrar interés en el asunto relacionado con los lanzamientos de satélites, principalmente con propósitos de comunicación y estudios espaciales.

Además, las organizaciones militares y espaciales han comenzado a aumentar gradualmente sus propios presupuestos y a apoyar no solo a las grandes empresas, sino también a nuevos actores para estimular la competencia en el sector. De 2011 a 2021, el presupuesto de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio) aumentó de 18.500 a 23.300 millones de dólares. El presupuesto de la ESA (Agencia Espacial Europea) creció durante los mismos 10 años de 2980 a 6500 millones de euros.

En este contexto, los inversores también comenzaron a mostrar interés en esta área. Según estimaciones de SpaceTech Analytics, las inversiones en compañías espaciales alcanzaron los 132.200 millones de dólares en 2020. SpaceX (6600 millones), OneWeb (4700 millones) e Inmarsat (1750 millones) encabezan la lista de recaudación de fondos.

Como resultado, la industria espacial está ganando impulso y el número de empresas ha crecido considerablemente en los últimos años, la mayoría de ellas con sede en EE. UU. Además, el número de segmentos dentro del sector ha aumentado: la fabricación espacial, el transporte espacial, la comunicación por satélite y la observación espacial siguen siendo los principales. Según las estimaciones de Morgan Stanley Research, representan alrededor del 65%.

Algunos servicios atractivos con alto potencial de crecimiento incluyen los de transporte de carga de baja y media gravedad a la órbita terrestre baja (OTB) y el turismo espacial. Por el momento, estos cargamentos son principalmente satélites. Según las estimaciones de Wall Street Reports, el tamaño potencial del mercado de transporte de satélites en órbita puede superar los 100.000 millones de dólares en unos pocos años. Por otro lado, según SpaceTech Analytics, el tamaño potencial del mercado del turismo espacial se estima entre 100.000 y 300.000 millones.

Teniendo esto en cuenta, hemos seleccionado las compañías públicas más prometedoras del sector espacial que tienen un enorme potencial de crecimiento, aunque también conllevan riesgos importantes.

Acciones de Virgin Galactic Holdings: 60% de potencial alcista gracias al exitoso vuelo de prueba y a la alta probabilidad de lanzamiento de vuelos comerciales


Ticker: SPCE.US
Precio de entrada: 20 $
Precio objetivo: 32 $
Potencial: 60%
Duración: 12 meses
Riesgo: alto
Tamaño de la posición: 1-2%


La compañía

Esta compañía estadounidense fabrica vehículos aéreos y espaciales de última generación. Virgin Galactic Holdings planea llevar a cabo vuelos suborbitales para turistas y lanzamientos de pequeños satélites artificiales.

¿Cuál es la idea?

Ganar dinero con un valor que podría subir gracias al desarrollo del turismo espacial.

¿Por qué nos gusta Virgin Galactic Holdings?

Ya presentamos nuestra idea de inversión en Virgin Galactic el pasado mes de diciembre. Por ese entonces, la compañía se convirtió en un valor de memes, lo que hizo que aumentara más del 100% en 5 semanas. En el entorno actual, creemos nuevamente que las acciones de Virgin Galactic son un activo de riesgo atractivo para inversiones a mediano plazo.

Razón 1: vuelo exitoso con el fundador

En julio de este año, Virgin Galactic lanzó con éxito su nave espacial Unity con una tripulación dirigida por el propietario de la compañía, Richard Branson. El cohete aterrizó de forma segura después de un vuelo suborbital tripulado. Gracias a esto, la compañía ha demostrado su capacidad para lanzar servicios de turismo espacial en el futuro más cercano. Durante el período de rumores y expectativas, las acciones de la compañía subieron de 16 $ a mediados de mayo a 55 $, pero después de que la noticia del éxito del vuelo se hizo pública, el precio bajó a 30 $.

Razón 2: estado actual de las cosas

Virgin Galactic planeaba empezar con los vuelos turísticos comerciales en 2020 y lograr rentabilidad en 2021, pero, debido a la pandemia y al confinamiento en Nuevo México, se tuvo que revisar la agenda. Después del reciente y exitoso lanzamiento en octubre de 2021, Virgin Galactic anunció que nuevamente pospondría el inicio de los vuelos espaciales turísticos hasta el cuarto trimestre de 2022.

Virgin Galactic también reprogramará sus desarrollos y vuelos de prueba. Anteriormente, planeaba lanzar su programa de mejora después del vuelo de prueba, pero la última prueba reveló un problema potencial que requería un mayor refinamiento del equipo. Virgin Galactic señala la necesidad de realizar más pruebas sobre el diseño y los materiales de los vehículos. La noticia provocó una venta masiva de las acciones, lo que llevó su precio a los 19,5 $.

El retraso tiene ventajas y desventajas. La desventaja más impresionante es que la compañía continúa incurriendo en pérdidas y pospone el flujo de ganancias potenciales a un período más largo. Sin embargo, por otro lado, la compañía tiene la oportunidad de verificar y refinar todo aún más, minimizando así todos los riesgos y evitando posibles prohibiciones por parte de la Administración Federal de Aviación de EE. UU. (FAA).

Actualmente, la compañía tiene 1050 millones de dólares en fondos líquidos y una pérdida anual hasta la fecha de 223 millones, por los 448 millones en la primera mitad de 2020. Por lo tanto, la compañía todavía tiene fondos suficientes para ejecutar su negocio. Sin embargo, el crecimiento activo de los competidores potenciales, especialmente Blue Origin, se convierte en un factor negativo. En julio, la compañía de Jeff Bezos también llevó a cabo con éxito un vuelo espacial en el cohete New Shepard. A pesar de esto, el mercado del turismo espacial recién está comenzando a emerger, por lo que ambas empresas tienen la oportunidad de hacerse con una gran cuota del mismo.

Razón 3: valoración del negocio de la compañía business

Según Michael Colglazier, director ejecutivo de la empresa, 600 clientes potenciales adinerados ya han reservado asientos a unos 250.000 dólares por billete. Anteriormente, también dijo que, una vez que se establecieran los vuelos comerciales de pasajeros, la compañía planeaba lograr 400 vuelos al año y generar unos ingresos anuales de mil millones de dólares. Por otro lado, Branson también declaró su intención de bajar el precio en el futuro a 40.000 $, cuando la compañía aumente sus servicios y obtenga una mayor economía de escala.

El precio actual de los vuelos suborbitales de Virgin Galactic es de 450.000 $ y en un vuelo caben seis personas. Por tanto, un vuelo puede generar 2,7 millones de dólares. Cabe señalar que cada vuelo requerirá el reemplazo del cartucho del motor de combustible sólido RocketMotorTwo, lo que genera unos gastos adicionales de 250.000-275.000 $. Un avión suborbital cuesta entre 30 y 35 millones de dólares, por lo que su período de amortización aproximado es de 13 a 15 vuelos. La vida útil estimada del fuselaje es de 10 años, lo que implica un retorno significativo en el ciclo de vida de cada vehículo.

La capitalización de mercado de la empresa es actualmente de 5200 millones. Si puede generar solo una cuarta parte de sus ingresos proyectados (250 millones) por año durante los próximos dos años, Virgin Galactic cotizará a un ratio precio-ventas de 20.8x. Dado que el tamaño potencial del mercado del turismo espacial se estima en 100.000-300.000 millones, la valoración del ratio precio-ventas actual parece muy modesta. En otras palabras, en el caso del lanzamiento de los vuelos comerciales en toda regla, el valor de la compañía podría aumentar varias veces.

¿Cómo aprovechar esta idea?

  1. Compre acciones a un precio de 20 $.
  2. Asigne no más de un 1-2% de su cartera a esta transacción. Para crear una cartera equilibrada, puede aprovechar las recomendaciones de nuestros analistas. 
  3. Venda las acciones cuando alcancen un precio de 32 $.


Comprar valores de Virgin Galactic Holdings >>

Acciones de Rocket Lab: 53,8% de potencial alcista gracias al prototipo de cohete ya en funcionamiento y a los pedidos gubernamentales


Ticker: RKLB.US
Precio de entrada: 13 $
Precio objetivo: 20 $
Potencial: 53,8%
Duración: 12 meses
Riesgo: alto
Tamaño de la posición: 1-2%


La compañía

Un fabricante aeroespacial estadounidense de propiedad privada y proveedor de servicios de lanzamiento de pequeños satélites con una filial en Nueva Zelanda. La compañía ha desarrollado y actualmente opera un cohete orbital liviano llamado Electron, que permite realizar lanzamientos de pequeños satélites y CubeSats. Además, se está desarrollando un nuevo vehículo de lanzamiento de elevación media llamado Neutron.

¿Cuál es la idea?

Ganar dinero con un valor capaz de crecer gracias al exitoso uso del cohete liviano Electron, así como a los contratos con la NASA.

¿Por qué nos gusta Rocket Lab?

Razón 1: los desarrollos y logros actuales de la compañía

Rocket Lab es otra empresa prometedora en la industria espacial. Establecida en 2006, ha logrado cumplir muchos de sus objetivos en 15 años. Aquí hay una lista de los logros actuales de la compañía:

1. Prototipo de cohete ligero Electron ya en funcionamiento. Se está desarrollando un cohete de tamaño mediano llamado Neutron.

2. 21 lanzamientos de cohetes al espacio, de los cuales 18 tuvieron éxito. En 2021, la compañía logró realizar 4 lanzamientos. Entre las empresas sin participación estatal, Rocket Lab ocupa el segundo lugar después de SpaceX con sus 127 lanzamientos exitosos.

3. Se pusieron en órbita 105 satélites, 2 de los cuales eran propios.

4. Se construyeron dos fábricas propias para la fabricación y montaje de cohetes y componentes para naves espaciales. Uno de ellos se encuentra en EE. UU. y el otro en Nueva Zelanda.

Rocket Lab trabaja en tres áreas:

- Prestación de servicios de transporte de satélites y otras cargas a la órbita terrestre baja (lanzamiento de cohetes con cargas útiles).

- Montaje de vehículos espaciales, por el momento principalmente de satélites.

- Implementación de aplicaciones para el control de sistemas y equipos espaciales, procesamiento y análisis de datos.

La dirección estima que el tamaño del mercado potencial para las tres áreas es de 350.000 millones de dólares, con una expectativa de que alcance los 1,4 billones de dólares para 2030.

Usando el cohete ligero Electron (tamaño 18 m, carga útil máxima 300 kg), la compañía planea hacerse con una parte del mercado del lanzamiento de pequeños satélites hacia la órbita terrestre baja. Rocket Lab, como SpaceX, está trabajando en un vehículo de lanzamiento reutilizable; ha implementado esta tarea en Electron y ya ha realizado dos pruebas con éxito. Gracias a esto, la compañía planea reducir considerablemente sus costes operativos relacionados con el lanzamiento de cohetes.

Además de Electron, Rocket Lab también ha comenzado el desarrollo de su cohete Neutron de tamaño mediano, que mide 40 metros de largo y tiene una carga útil máxima de 8 toneladas para transportar carga a la órbita terrestre y de hasta 1,5 toneladas a la órbita de Marte y Venus. El primer lanzamiento de Neutron está programado para 2024. Este cohete abrirá el mercado de los pedidos gubernamentales para misiones científicas a Rocket Lab. Y no debemos olvidarnos del surgimiento de un mercado completamente nuevo para la exploración privada del espacio profundo.

La compañía está desarrollando su plataforma espacial patentada llamada Photon y planea usarla para lanzar satélites más allá de la órbita baja.

Razón 2: contratos con compañías y organizaciones importantes

Rocket Lab ha tenido bastante éxito en el establecimiento de asociaciones y contratos con los principales contratistas del sector. La compañía trabaja en estrecha colaboración con organizaciones como la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EE. UU.), la DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de EE. UU.), el AFSPC (Comando Espacial de la Fuerza Aérea de EE. UU.) y la NRO (Oficina de Reconocimiento Nacional de EE. UU.). En julio de este año, Rocket Lab lanzó con éxito el vehículo para la Fuerza Espacial de EE. UU. y ganó otro contrato con la NASA, esta vez para la misión de prueba de la vela espacial ACS3. Además, Rocket Lab ganó previamente contratos con la NASA y la NRO para desarrollar dos sondas marcianas y lanzar dos vehículos, respectivamente.

Rocket Lab también se ha estado asociando con empresas privadas. Los contratistas incluyen BlackSky, OHB SE, Capella Space, Planet y Canon Electronics. La compañía firmó recientemente un nuevo contrato para lanzar 25 satélites de comunicaciones para el proveedor francés de servicios IoT Kineis. Los lanzamientos relacionados con ese contrato comenzarán en 2023. Además, se han firmado contratos de lanzamiento con Aurora Propulsion Technologies y Alba Orbital. Gracias a esto, Rocket Lab pudo incrementar su backlog (el valor de los contratos adjudicados), que alcanzó los 174 millones de dólares

Razón 3: salud financiera y valoración de la compañía

A diferencia de la mayoría de sus competidores, Rocket Lab no solo logró realizar una serie de lanzamientos exitosos de vehículos de lanzamiento, sino que también empezó a generar ingresos. En la primera mitad de 2021 registró ingresos de 29,5 millones de dólares, un 237% más que hace un año. Por otro lado, los gastos en I+D y los gastos de venta, generales y administrativos también aumentaron, alcanzando los 15,6 y 13,7 millones, respectivamente. Como resultado, la compañía obtuvo un EBITDA ajustado de 18,13 millones y una pérdida neta de 32,55 millones. La compañía espera generar entre 50 y 54 millones en ingresos a finales de año. Actualmente, la compañía tiene unos fondos de 320 millones, que son suficientes para continuar creciendo.

La dirección de Rocket Lab estima que la compañía tendrá unos ingresos de 1570 millones de dólares para 2027, con un EBITDA ajustado de 505 millones y un flujo de caja libre sin apalancamiento de 465 millones. Con una capitalización de mercado actual de 5800 millones, Rocket Lab tiene estos ratios financieros: valor de empresa/ventas = 3.7x y valor de empresa/EBITDA = 11.6x. Esta es una valoración razonable para una compañía con un enorme potencial de crecimiento.

En septiembre de este año, varias firmas de inversión establecieron los siguientes precios objetivo para las acciones de Rocket Lab, lo que indica que hay un margen de subida considerable: Canaccord Genuity: 30 $, Cowen: 18 $, Deutsche Bank: 18 $, Stifel Nicolaus: 22 $.

¿Cómo aprovechar esta idea?

  1. Compre acciones a un precio de 13 $.
  2. Asigne no más de un 1-2% de su cartera a esta transacción. Para crear una cartera equilibrada, puede aprovechar las recomendaciones de nuestros analistas. 
  3. Venda las acciones cuando alcancen un precio de 20 $.


Comprar valores de Rocket Lab >>

Acciones de Astra Space, Inc.: 73,5% de potencial alcista gracias a la necesidad de enviar satélites a la órbita baja terrestre y a la prueba del nuevo motor


Ticker: ASTR.US
Precio de entrada: 9,8 $
Precio objetivo: 17 $
Potencial: 73,5%
Duración: 12 meses
Riesgo: alto
Tamaño de la posición: 1-2%


La compañía

La compañía (anteriormente Holicity Inc.) ofrece servicios de lanzamiento de satélites. Astra Space desarrolla lanzadores para enviar cargas útiles de hasta 500 kg a órbitas con un alcance medio de hasta 500 km. La mayoría de las veces, se trata de satélites que proporcionan comunicaciones globales, observación de la tierra, supervisión del clima y navegación.

¿Cuál es la idea?

Ganar dinero con un valor capaz de subir gracias a la situación de incremento de lanzamientos ligeros a la órbita baja.

¿Por qué nos gusta Astra Space?

Razón 1: los logros y el modelo de negocio de la compañía

Astra Space es uno de los participantes más recientes del mercado. La empresa se creó en 2016, pero ya ha conseguido llegar bastante lejos. Durante este período, Astra no solo ha logrado construir prototipos de cohetes funcionales y lanzarlos (en parte con éxito), sino que también ha construido su propia planta de fabricación y plataforma de lanzamiento en Alaska.

El modelo de negocio de Astra Space es proporcionar servicios ligeros en el transporte a la órbita terrestre baja (OTB). Actualmente, existe un nivel de interés bastante alto en los lanzamientos de cargas útiles pequeñas (hasta 500 kg). Estos incluyen principalmente satélites ligeros de comunicaciones y vigilancia. Tales lanzamientos también son solicitados por organizaciones militares; en concreto, el Pentágono ha expresado repetidamente su interés en los operadores que pueden proporcionar rápidamente un cohete para su lanzamiento a una órbita requerida donde exista una necesidad urgente de vigilancia.

La dirección de la compañía estima el tamaño potencial del mercado en más de 100.000 millones de dólares, esperando más de 40.700 lanzamientos con cargas útiles para 2029, de los cuales el 90% serían con cargas útiles de hasta 300 kg. Astra Space ya ha firmado varios contratos para más de 50 lanzamientos, con una cartera de pedidos combinada de 150 millones de dólares.

La compañía planea llevar el prototipo actual al estado de consumidor y aumentar constantemente el volumen de lanzamientos. Su dirección estima que llevar su producción a 30 cohetes reducirá el coste de los bienes vendidos (COGS) en un 50%. Para 2025, la dirección de la compañía está lista para aumentar el número de lanzamientos a más de 300 por año, lo que reducirá el COGS a la mitad.

Razón 2: los desarrollos actuales de la compañía developments

Uno de los desarrollos actuales de la compañía es el Rocket 3, un cohete ligero para transportar cargas que pesen hasta 300 kg a la órbita terrestre baja (hasta 500 km). El cohete tiene una altura de solo 11,6 metros, menos que los cohetes de sus competidores más cercanos.

En agosto, la compañía realizó un lanzamiento fallido del Rocket 3. El cohete perdió empuje y se inclinó durante el despegue, pero luego pudo nivelarse automáticamente y ascender a una altitud de 50 km, incluso con un motor apagado. Luego, los motores se apagaron por orden desde el suelo y el cohete cayó en una zona segura cerca de la costa.

Los fallos en los primeros lanzamientos son un proceso normal en las pruebas de prototipos. La caída de un cohete no será motivo para cancelar pedidos gubernamentales. Mientras tanto, Astra ha demostrado algoritmos avanzados de control de cohetes que podrían usarse en portaaviones más poderosos en el futuro. Además, la compañía ya tuvo dos lanzamientos orbitales exitosos en 2020.

Los expertos de la compañía ya identificaron la causa del problema que tuvo lugar durante el último lanzamiento y el equipo técnico está trabajando para solucionarlo. El próximo lanzamiento del Rocket 3 (LV0007) está programado entre el 27 y el 31 de octubre de 2021, con una ventana de oportunidad adicional entre el 5 y el 12 de noviembre de 2021.

Otro desarrollo interesante de Astra Space es el motor de cohete de vacío, que recientemente probó con éxito. La nave espacial experimental Sherpa-LTE1 se lanzó al espacio en junio de este año; se trata de un concepto de remolcador para llevar pequeñas cargas útiles a diferentes órbitas. El diseño de la nave espacial permite el uso de diferentes sistemas de propulsión. El lanzamiento realizado implicó el uso del nuevo sistema de propulsión eléctrica Apollo Fusion de Astra Space. La idea básica es que aplica electricidad para convertir gases inertes (xenón o criptón) en plasma con un caudal elevado. El motor Apollo Fusion está diseñado para versiones del Sherpa-LTE1 que pueden entrar en órbitas geoestacionarias altas, alcanzar velocidades superiores a 6 km/s y viajar a otros planetas.

En general, el concepto abre nuevos caminos en la exploración espacial y se puede aplicar a una amplia variedad de tareas, desde el lanzamiento de satélites de comunicaciones geoestacionarios hasta las primeras sondas espaciales privadas para explorar el espacio profundo más allá de la órbita de la luna. Anteriormente, esto no era posible: los microsatélites generalmente solo se lanzaban a órbitas terrestres bajas de hasta 1000 km de altura.

Razón 3: valoración del negocio

Actualmente, Astra Space no está generando ningún ingreso y tiene unas pérdidas este año hasta la fecha de 190,27 millones de dólares. La compañía tiene 452 millones en activos y 4,8 millones en deuda. En su presentación de este mes de febrero, Astra Space ofreció las perspectivas financieras de la compañía hasta el 2025. En 2022, la dirección de la compañía planea realizar 15 lanzamientos y comenzar a generar ingresos por un total de 67 millones. Para 2025, Astra Space espera conseguir 300 lanzamientos por año y generar unos ingresos de hasta 1500 millones, con un OPEX (gastos operativos) y un CAPEX (gastos de capital) que se espera que sean de 806 y 24 millones de dólares, respectivamente. Las estimaciones de los ratios financieros clave de la compañía para 2025 son las siguientes: EBITDA ajustado: 694 millones, margen sobre EBITDA ajustado: 46%, flujo de caja libre sin apalancamiento: 676 millones.

En una presentación a los inversores, la dirección presentó estimaciones de los múltiplos futuros de Astra Space para 2025: valor de empresa/ventas estimado: 1.4x, valor de empresa/EBITDA ajustado: 3,1x. Según estas estimaciones, las acciones de la compañía cotizan con un descuento considerable y, en caso de que se cumplan los objetivos planificados, existe un enorme potencial para el crecimiento de la capitalización de Astra Space.

En julio de este año, Deutsche Bank estableció un precio objetivo de 13 $ para las acciones de la compañía y, en octubre, Bank of America presentó su propia estimación, que fue de 9 $.

¿Cómo aprovechar esta idea?

  1. Compre acciones a un precio de 9,8 $.
  2. Asigne no más de un 1-2% de su cartera a esta transacción. Para crear una cartera equilibrada, puede aprovechar las recomendaciones de nuestros analistas. 
  3. Venda las acciones cuando alcancen un precio de 17 $.


Comprar valores de Astra Space >>

Cómo comprar valores

Si todavía no tiene una cuenta de inversión, ábrala ahora remotamente en solo 10 minutos. Todo lo que necesita hacer es rellenar un corto formulario y verificar su cuenta.

Después de abrir una cuenta, puede comprar valores mediante cualquiera de estas formas:

1. Plataforma web de Freedom24: Introduzca el ticker de la compañía en la caja de búsqueda en la sección “Terminal web” y seleccione la compañía deseada en los resultados. Abra una sesión segura en la ventana de operaciones (en la derecha), seleccione la cantidad de valores que quiere comprar y haga clic en Comprar.

2. Aplicación para iPhone y Android Freedom24: Vaya a la pantalla de precios y pulse el icono de búsqueda situado en la esquina superior derecha. En la caja de búsqueda que aparece, introduzca el ticker de la compañía y seleccione la compañía deseada en los resultados. El stock escogido se añadirá a la observación de mercado; pulse en él y vaya a la pestaña “Orden” en la ventana que aparece. Especifique la cantidad de valores que quiere comprar y haga clic en Comprar.


*Hay información adicional disponible a petición. La inversión en valores y en otros instrumentos financieros siempre conlleva riesgos de pérdida de capital. El Cliente debe tomar conciencia por sí mismo, incluyendo el familiarizarse con el aviso de divulgación de riesgos. Las opiniones y las previsiones constituyen nuestro juicio a fecha de este material y están sujetas a cambiar sin previo aviso. Las comisiones, las tarifas y otros cargos pueden reducir los retornos financieros. Rendimientos pasados no son garantía de resultados futuros. Este material no está pensado para ser una oferta o una solicitud para comprar o vender ningún instrumento financiero. Las opiniones y recomendaciones aquí expuestas no tienen en cuenta las circunstancias, objetivos o necesidades del cliente y no constituyen un servicio de asesoramiento de inversión. El destinatario de este informe debe tomar sus propias decisiones de forma independiente en cuanto a los valores o instrumentos financieros mencionados aquí. La información se ha obtenido de fuentes consideradas como fiables por parte de Freedom Finance Europe Ltd. o sus afiliados y/o filiales (en su conjunto, Freedom Finance Europe). Freedom Finance Europe Ltd. no garantiza su integridad o exactitud excepto en cualquier divulgación relacionada con Freedom Finance Europe Ltd. y/o sus afiliados y la participación del inversor con el emisor que es el sujeto del estudio. Todos los precios son indicativos al cierre de mercado para los valores discutidos, a menos que se indique lo contrario.